Your Shopping Bag (4 items)

You are $75 away from free shipping

×

$

$0

Order Subtotal $
pin cart mail search
bm-logo
Browse
bm-logo

Mejora tu régimen de belleza

Skin Care Essentials

Mejora tu régimen de belleza Mejora tu régimen de belleza Mejora tu régimen de belleza

Para aquellas que carezcan de tiempo (¡y esas somos casi todas!) un régimen completo de cuidado de la piel puede consistir simplemente en un limpiador, un protector solar y un humectante, punto. Pero en la búsqueda de una piel hermosa y perfecta, ¿hace falta un suero además del humectante? Si quieres obtener mejores resultados, la respuesta es: ¡sí! Pero ¿y qué es un suero exactamente?

Un suero para el cuidado de la piel es generalmente un producto líquido, sin aceites y con una mayor concentración de ingredientes activos, los cuales pueden ayudar a tratar problemas específicos de la piel. Es por eso que el término “concentrado” se asocia generalmente con los sueros. Por lo general, los sueros han sido diseñados para trabajar en conjunto con una crema o un humectante.

Dada su consistencia ligera, los sueros generalmente se absorben rápidamente y, por tanto, sus ingredientes pueden penetrar en la piel más fácilmente y lograr mejores resultados.

Cuando se trata de sueros, aplicar menos es generalmente la mejor opción, lo cual explica porqué los sueros vienen en empaques pequeños. Solo necesitas una gotita o dos, lo cual es suficiente para cubrir tu rostro y el área del cuello completamente. Después de limpiar tu rostro, aplica el suero y espera unos minutos antes de aplicarte la crema o el humectante. Esto asegurará que el suero se absorba completamente y logre óptimos resultados. La realidad es que existe un suero para tratar prácticamente cualquier tipo de problema en la piel, como reducir la apariencia de líneas y arrugas, levantar y dar firmeza a la piel flácida, darle vida al cutis opaco o cansado, o borrar manchas de la edad. Después de determinar cuáles son las necesidades específicas de tu piel, elige una fórmula que trabaje para combatir esos problemas específicamente.

Si sigues al pie de la letra tu régimen de cuidado antiedad puedes hasta eliminar la necesidad de procedimientos clínicos dermatológicos. Aunque los resultados quizás no sean tan drásticos, el costo y tiempo de recuperación serán mucho más tentadores.